EN FILIPINAS, CREAN «BIOLADRILLOS» CON EXCREMENTO DE PERROS

Estudiantes filipinos hallan una manera de convertir las heces de perros callejeros en una mezcla para ladrillos

Un grupo de estudiantes de secundaria en Filipinas ha encontrado una manera de convertir las heces de perros callejeros en una mezcla para ladrillos, con el objetivo de eliminar los excrementos de las calles de la ciudad y potencialmente incluso reducir los costos de construcción.

Como parte de un proyecto de investigación, estudiantes de octavo grado en el distrito de Payatas al norte de la capital, Manila, reunieron y secaron las heces de perro, las que luego mezclaron con polvo de cemento y moldearon en ‘bioladrillos’ rectangulares.

«Realmente se limpiarán nuestras calles», dijo Mark Acebuche, asesor de la clase de ciencias de los estudiantes.

Además, espera que el gobierno local o las empresas patrocinen las investigaciones para ayudar a mejorar la producción.

La posesión de perros en Filipinas no está regulada y las normas sobre el cuidado de las mascotas solo se implementan de manera flexible, lo que termina con una gran cantidad de perros callejeros.

Cada ladrillo contiene 10 gramos de excremento de perro y 10 gramos de polvo de cemento, y tiene un ligero olor que según el grupo se desvanecerá con el tiempo.