FLORISTAS CUENTAN CON AUTORIZACIÓN PARA VENDER CENTRO HISTÓRICO, PERO EN UNA ÁREA DEFINIDA: ROCÍO ZAVALA

La directora de la Unidad de Gestión del Centro Histórico de San Luis Potosí, Rocío Zavala García, afirmó que la actuación de inspectores al pedirle a una vendedora de flores que se retirara de una zona no autorizada para llevar a cabo su actividad comercial en el Centro Histórico de la Ciudad, fue totalmente apegada al marco legal vigente.
Destacó que diariamente los inspectores de la Unidad de Gestión del Centro Histórico recorren el primer cuadro de la ciudad para verificar que los comerciantes, locales, y locatarios se encuentren operando con los permisos vigentes, respeten el giro permitido y el área de trabajo en el centro.
Precisó que los hechos ocurrieron este viernes por la mañana sobre avenida Venustiano Carranza, a la altura de la Plaza de los Fundadores, donde inspectores del área invitaron de manera educada a la comerciante para que ocupara su lugar permitido en la Explanada Ponciano Arriaga.
Inicialmente, la vendedora aceptó la recomendación, para posteriormente hacer caso omiso nuevamente y desplazarse para seguir vendiendo su producto fuera del área autorizada, por lo cual, los inspectores procedieron conforme a lo establecido en los reglamentos vigentes en la materia.
Cecilia Rocha y Carlos Martínez, inspectores encargados de la zona, señalaron que ellos se acercaron para solicitarle a la comerciante que se retirara de la zona para permanecer en el lugar permitido, a lo cual reaccionó de manera agresiva.
Señalaron que la afectada si cuenta con un permiso para vender sus productos, el cual es fijo, únicamente sobre la Explanada Ponciano Arriaga, afuera del Mercado Hidalgo y

su perimetro, por lo cual, la vendedora se encontraba fuera de la zona autorizada.
“En total son 13 comerciantes que cuentan con el permiso para vender este tipo de productos en el centro de la ciudad, su permiso es fijo, no se les permite moverse, y la Vendedora deja a uno de sus hijos vendiendo en el lugar fijo, mientras ella realiza su actividad por las calles del primer cuadro der la ciudad.
Zavala García reconoció que la situación económica es compleja, pero todos debemos apegarnos a los reglamentos vigentes, además que el actuar de la Vendedora no fue la correcta al agredir física y verbalmente a los inspectores.
Por último, destacó que los inspectores realizaron su trabajo apegados a los reglamentos, y siempre sin agredir a los comerciantes, además que en los próximos días tendrán una reunión con el gremio de floristas para seguir trabajando de la mano y en orden para mejorar el Centro Histórico.